12 cosas que convierten a tu madre en la mujer más importante de tu vida.

NICOLE LAVANCHY • Marzo 2, 2015

photo credit: us. trew wuv. via photopin (license)

1. Te recuerda que no vale la pena salvar a esos hombres horribles.

Cuando un horrible chico te hace algo realmente horrible, tu madre te recuerda que no vale la pena derramar ni una lágrima por él. Sólo te abraza, te da muchos helados y se queda en tu cuarto hasta que te duermas.

2. Te hará saber si has subido de peso.

Si subes más kilos de los adecuados para tu altura y no se torna saludable, tu madre siempre tendrá una forma amable de decírtelo –a veces, pero por lo menos te lo dirá–.

3. Mentirle es imposible.

La llamas emocionada para contarle de una cita increíble que tuviste y luego tres días después haces como que no importa, que el chico en cuestión no ha respondido tus mensajes de texto y ella es la primera en notarlo. No sé cómo las madres pueden notar cosas desde cientos de kilómetros de distancia pero es así.

4. Te detiene cuando no eres agradecida.

Ella es la primera en recordarte lo grande que es el mundo y lo buena que es tu vida. O si te sientes ansiosa o nerviosa y necesitas una aventura, simplemente te apoya en la idea de un viaje.

5. Dice que lo mejor de la vida es que siempre cambia –y tiene razón–.

Te dice que lo mejor de la vida es que siempre cambia. Siempre. Y te lo dice en los mejores momentos, justo cuando necesitas escucharlo.

6. Es tu asesora de modas.

Siempre puedes contar con que será honesta, hará recomendaciones y, lo más importante, te indicará cómo usar la lavadora y secadora para que tu ropa no se encoja.

7. Su opinión SIEMPRE será importante para ti.

No siempre estoy de acuerdo con ella y a veces me frustran sus consejos, pero siempre estoy atenta a su opinión. Incluso cuando no quiero considerarla, sigo valorando su sabiduría.

8. No hay nada que sea demasiado tarde, largo o patético.

Lo que le cuentes, sin importar de la índole que sea, te escuchará atentamente y siempre tendrá algo que responder.

9. No te miente sobre cómo es envejecer.

Además de “¡No le cierres la puerta al amor!” y “¡Eres fabulosa!” el mejor consejo que una mamá puede darte es “Huméctate todos los días.” ¡Y no olvides tu cuello! Esto de envejecer no es para todos.”

10. Quiere que hagas las cosas que ella no pudo hacer.

Todos los padres quieren darle a sus hijos más de lo que ellos tuvieron por lo que siempre te alentarán a vivir nuevas aventuras.

11. Te recuerda que debes soñar.

Es fácil quedarse con el estrés de la vida adulta: ¿El trabajo? ¿Salir con chicos? ¿Ahorrar? Sin embargo, tal como tu madre te lo explicará, soñar con lo que te depara el futuro es una buena forma de hacer que lo imposible parezca posible.

12. Incluso cuando te rindas ella seguirá creyendo en ti.

Y nunca dejará de hacerlo..

::

twitter32a facebook32a